Trajes de baños 101: Guía para escoger el más adecuado para tu figura

Por Gina Meléndez / Especial para n-punto

El verano está de regreso y, con este, los días de ocio, descanso, playa y diversión y de mostrar más piel con el vestido oficial de la temporada: el traje de baño. Para muchas chicas, seleccionar un traje de baño y el vestuario de playa puede ser un proceso abrumador, pues sienten que deben encubrir algo, ya sea la silueta o algún atributo no bien apreciado debido a  un deterioro en la autoestima o simplemente falta de aceptación.

Muchas quisieran cambiar alguna situación particular de su silueta, como una cicatriz, estrías, disimular un abdomen protuberante o rollos en el torso, busto caído, celulitis o caderas anchas, que por cierto, son atributos muy comunes y de mujeres reales. Estos atributos son parte de ser mujer y no hay razón para evitar mostrar nuestra humanidad al disfrutar de la playa y el sol. La esencia que contribuye a la belleza no es la falta de estos atributos, sino la seguridad y la autoestima con que se llevan y se manejan.

En nuestra cultura y sociedad la presión social de lucir de acuerdo a ciertas expectativas lleva muchas a métodos extremos de alteración de la figura. Sin embargo, la realidad es que todo ser humano tiene alguno de estos atributos y en este artículo revelamos algunos secretos de cómo aceptarlos y manejarlos de manera que contribuyan a mejorar nuestra autoestima sin tener la necesidad de acudir a métodos extremos que alteran nuestra realidad humana. Utilizar el traje de baño adecuado puede ser la clave para darle un empuje a la autoestima y a la imagen.

Los atributos -me rehúso a decir defectos- más comunes siempre se pueden mitigar con la pieza de vestir. En el caso del traje de baño, es una combinación de corte, material, tipo y estilo. El traje de baño no es una pieza genérica sino una muy particular que, debe de ir a la par con los atributos considerar. Pero también es moda y las tendencias se pueden aplicar de acuerdo a la figura. A continuación, más detalles sobre las tendencias de moda en trajes de baño para el verano 2012 y en general a qué tipo de figura favorecen más. Además, encontrarás una lista de sugerencias de acuerdo a los atributos particulares más comunes.

Moda y tendencias 2012
Los cortes de moda actual están inspirados en estilos de la época de antaño (“vintage”). En el caso del bikini, la parte inferior de corte alto en la cintura y no muy alto en las piernas es lo último en la moda. El corte en boga de la parte superior es el “bandeau” o “strapless”.

En el caso de la parte inferior o “panty”, todavía la mayoría de las personas prefiere la pieza de corte bajo, descubriendo en su totalidad el abdomen bajo con el propósito de tener un bronceado más parejo y completo y, a la vez, estilizar o alargar el torso. El “bandeau” es la tendencia de más demanda y llegó para quedarse unos cuantos años más. Estos pueden ser de copa dura, semidura o suave, estilo “twist”, sencillo con o sin varilla y ataderas removibles. También están muy de moda las piezas con accesorios o aditamentos como los volantes, minivolantes, guinga, piedras, aros, madera y cuero, entre otros y el contraste en la misma pieza de estampados con colores sólidos y múltiples accesorios. Los colores de temporada son brillantes, vivos y los diseños con impresos heterogéneos mixtos y no precisamente consistentes en color.

Los trajes de baño de una pieza o “maillots” han regresado con mucho dominio por ser un corte que generalmente favorece y estiliza la silueta, y por su comodidad. Es una pieza que enaltece la figura, realza y destaca a la usuaria entre la multitud. El corte del “maillot” actual no es muy alto en la pierna, sino perpendicular al suelo y los complementos o accesorios, al igual que en el bikini, deben estar propiamente ubicados para cumplir su cometido, que es llevar la atención visual a un área en particular. Los diseños de los “maillots” pueden ser muy modernos, juveniles y atractivos. Los “maillots” estimulan un pensamiento adicional: la curiosidad, no tan solo de la figura, sino de pensar.

El traje de baño “cut out” o “trikini”, que consiste en una pieza estrecha en el área de la cintura, es bien visto en la pasarela, no necesariamente en la playa. El “tankini”, traje de baño que consiste en dos piezas con la pieza superior del largo de una camisa, en teoría parece ideal, pero no tiene mucho impulso actual.En ambos estilos, bikini o “maillot”, la tendencia más fuerte es el corte “bandeau” y probablemente continúe y se acentué en años siguientes.

OJO: Los trajes de baño con accesorios, bikinis o “maillots”, deben ser cuidadosamente seleccionados, considerando que dichos accesorios deben estar estratégicamente ubicados para favorecer la figura que lo lleve. Lo mismo sucede con los cortes. Un bikini de cintura alta no es favorable para cualquier figura. Sin embargo, si la persona se siente cómoda con el corte, ¡este es el momento de usarlo! ¡Muchas marcas han surgido con estilos que lo único que le falta a la pieza es una banda de música para que se lleve el carnaval entero a la playa!

 

Sugerencias de acuerdo al atributo o situación

Empecemos por aclarar que el tamaño o el peso no importa. Lo que más relevancia tiene a la hora de seleccionar una pieza es haber identificado ese atributo o situación que precisas minimizar o maximizar para sentirte en plena confianza. Si estás feliz y no tienes situación identificable, escoge la pieza que te dé comodidad y te permita fluir con confianza y determinación en cualquier escenario. A continuación, una serie de atributos o situaciones que pudieran crear inquietud y cómo pueden ser atenuadas:

  • Busto pequeño o busto desigual y para las figuras en forma de pera (caderas anchas): ¡En buena hora! Los volantes están en boga! Si usas bikini o “maillot” los volantes en el área del busto dan algo de volumen de acuerdo a su diseño y no solo eso, sino que minimizan la apariencia de una diferencia en tamaño entre los senos. Para quien gusta del bikini y tiene poco seno, ¡Felicidades! Esa es una gran ventaja, pues puedes usar minúsculos triángulos y cualquier “bandeau” te va a quedar de maravillas. El “twist bandeau” enaltece mucho el área del busto y está muy de moda. ¡Sácale provecho! El universo de trajes de baño es tuyo para escoger, los “bandeaus” y los “halters”, preferiblemente. Los “bandeaus” son amigos del busto copa B o menor. Un busto de mayor tamaño puede carecer de suficiente soporte o cobertura del seno con este tipo de corte. El “bandeau” está en boga, pues las marcas del sol en el pecho superior y el hombro no son deseables y ofrece una alternativa de un bronceado uniforme en el pecho superior. Un estilo “halter” o sostén puede dejar las huellas del corte como un tatuaje pobremente planificado en la piel.
  • Busto caído (grande o chico): Puedes seleccionar un bikini con varillas de levante (“underwire”) o con amarre y costura fija que provee mayor cuña que las tiras ajustables. Los “maillots” corte imperio también proveen mayor soporte y levantan el seno. En el caso del busto mediano a chico, los “soft pads” o los más duros también levantan un poco. Para mayor levante también es preferible el corte sostén o el “halter” en lugar del “bandeau”.
  • Busto grande: No hay problema… solo más material y preferiblemente un corte sostén (de broche en la espalda, no en el cuello). Es preferible subir de talla y fruncir cualquier exceso de material que tener un busto que se derrame por los lados como “un prisionero que pide ayuda”. El material fruncido sobre el forro (este es el que crea el soporte, dependiendo del contenido de lycra o elastina y debe quedar justo, no suelto ni fruncido) crea la ilusión de menos tamaño contrario a lo comúnmente pensado. Este drapeado debe estar prensado. Se pensaba que bajar de talla hace lucir el busto más chico. Eso es una falacia, pues lo que puede hacer es crear un derrame muy mal visto de las masas fuera del traje de baño y testifica que el busto es más grande que el material, no tan solo una ilusión óptica. Esa es un arma de doble filo y puede crear la apariencia de cuatro senos en dos. Lo más importante es seleccionar una pieza de la talla correcta y cubrir el busto dentro de los límites de comodidad de la usuaria, ¡manteniendo siempre el buen gusto! En el caso del busto que empieza debajo de las axilas es preferible que la parte superior no sea un triángulo ajustable, sino un corte sostén que cubra bien el área axilar y no permita el desparrame.
  • Hombros anchos / Caderas estrechas: Un bikini o un “maillot” con colores más oscuros arriba y más claros abajo crea la ilusión óptica de balance. También, en el caso de que seas mucho más estrecha abajo, un bikini con volantes en la parte de abajo también ayuda a crear un balance. Por lo general, los trajes de baño “bandeau” no favorecen, pues acentúan el perímetro de la parte superior contrario a los “halters”, que seccionan y minimizan los hombros.
  • Abdomen protuberante: Al igual que para el seno grande, los “maillots” fruncidos en el abdomen han probado reducir visualmente el abdomen de dos a cuatro pulgadas siempre y cuando el forro quede justo. Es sumamente importante que la talla sea la justa, no menos ni mucho mas. No es bueno bajar de talla con la intención de comprimir porque se crearán rollos en la piel donde el traje de baño termina su cobertura. Estos rollitoso “chichos” destruyen la continuidad de la silueta. En el caso de preferir un bikini es importante que no pretendas tapar la situación subiendo la parte de abajo para tapar la pancita debajo del ombligo. Esto acorta el torso y hace a la persona lucir más rellenita.Mientras más abajo del ombligo esté la parte de abajo del traje de baño más largo se verá el torso y menos redondo el abdomen. Es pura ilusión óptica, pero funciona. Además, la línea de la parte de abajo del traje de baño en el abdomen no debe ser en forma de U como en las décadas de 1970 y 1980, en la que el “panty era mas alto a los lados de las caderas que debajo del ombligo, pues esto crea la ilusión de redondez.  Mientras más recta sea la línea, más recto se verá el abdomen. Otra vez, pura ilusión óptica. Lo importante es saber con qué pieza la usuaria estará mas cómoda, ¡si un “maillot” o un bikini bien puesto!
  • Caderas anchas, muslos anchos, estrías o celulitis: Al inverso que los hombros anchos, utilizar colores claros arriba y oscuros abajo crea la ilusión óptica de balance. Lo mismo ocurre con los volantes, siempre y cuando no se tenga un busto grande o una espalda muy ancha. Con el mismo objetivo se puede elegir usar accesorios que llamen la atención en el lugar opuesto donde radica el atributo que se quiere disimular. En este caso, si la pieza lleva aros o piedras en la parte superior, la atención visual se lleva fuera de las caderas, alcanzando así el objetivo de minimizar la importancia del área. En este caso también es sumamente importante considerar usar la talla justa o quizás hasta mayor que la estimada para asegurarse de que el traje de baño no corte la línea de la silueta, creando el famoso “horse saddle”. Otra importante consideración en el caso de los muslos es el material y la terminación de la pieza. Hay materiales, lycras, muy agresivas y costuras con hilos muy rígidos que deprimen creando protuberancia que se convierte en un rollo fuera de la línea de la silueta. Es importante escoger lycras suaves que no trastornen esa línea y queden justas. Estas lycras y terminaciones son más finas y se encuentran en fabricantes de alta costura y diseñadores de mas prestigio que velan por la calidad del contenido de sus materiales.
  • Estrías abdominales:  En el caso que la persona tenga abdominales en forma y guste de los bikinis pero no se sienta cómoda con estrías en el ombligo, el “trikini” pudiera ser una opción, siempre y cuando la persona tenga las caderas y el abdomen firmes y no sea muy corta de talle. De no ser así, un “maillot” sería una buena opción. Hoy día hay “maillots” con diseños muy “avant guard”, así como los de un hombro, con la espalda totalmente descubierta, de materiales fabulosos que pueden ser mucho más atractivos y seductores (de esa ser la meta) que un bikini mostrando abdomen y el escote.
  • Torso corto: En el caso de un bikini, selecciona una pieza con un corte en la pierna angulado, pero no alto. Tampoco que tape mucho abdomen. Mientras más grande sea la distancia entre la parte de arriba y la de abajo, más largo se verá el torso y más plano el abdomen. ¡No te “cortes” la barriga con el “panty”, ya que eso crea rollos!  En el caso del “maillot”, un corte “halter” estilizará la figura más efectivamente que otros.
  • Piernas cortas: Un corte alto en la pierna (pero no mucho… que no llegue a la cadera jamás) estilizará la silueta
  • Falta de cintura o silueta cuadrada: En el caso de un “maillot” escoge una pieza “halter” de escote tan profundo como puedas estar cómoda.  Esto cortará una línea diagonal que afinará el centro. También, y al igual que en el caso del bikini, utiliza colores contrastantes – brillante/claro – opaco/oscuro – entre la parte de arriba y la de abajo para eliminar la continuidad del la línea de la silueta.
  • Rollos en la espalda (“muffin top”): Evita piezas que corten horizontalmente la parte baja de la espalda. Lamentablemente, la mayoría de los bikinis hacen esto. Para reducir esta situación se puede escoger un material (como la “lycra new touch”) que no se entierra en la piel o un bikini cortado con láser y sin costuras en las terminaciones o sencillamente escoge una parte inferior que sea alta en la cintura y no corte la cadera en dos. Estos están muy de moda este verano 2012.

En conclusión, una vez identificada la situación, lo importante es usar el remedio correspondiente, aplicando así una dosis adicional de autoestima. Además, es de vital importancia no darle publicidad a esos atributos que no aceptamos, basta con no mencionarlos y olvidarse de su existencia. Claro está, al seleccionar el traje de baño considerando los elementos mencionados es tan importante como la usuaria lo considere; lo que no varía es que el elemento más trascendental, que es la autoestima de la persona y que se refleja en sus movimientos, comodidad y soltura al manifestarse. Lo que no se puede omitir es que la persona se “encuentre” en su elemento en la pieza seleccionada…  sea cual sea… ¡siempre mirando en alto, hombros atrás, nalgas tensas y barriga adentro!

Para más tips, hazte fan y entérate accediendo a Bien-Estar 24/7 a través de https://www.facebook.com/Bienestar24.7

Gina Meléndez, de Jolie Swimwear, ubicado en el 151A de la Avenida De Diego, en Santurce. Para más información y un servicio personalizado, puedes llamar al 787 723-5575 o al 787-688-6787, o enviar  un correo electrónico a jolieswimwear@yahoo.com o a jolie@jolieswimwear.com.